Números, matemáticas, gráficos, estadísticas, todas palabras que quienes estudiamos carreras vinculadas a recursos humanos no ansiamos encontrarnos en nuestras profesiones. Tratamos de esquivarlas o de irnos hacia tareas más blandas, aquellas que nos vinculan directamente con las personas, su desarrollo, crecimiento. Hasta que un día llega el ultimátum de nuestros jefes, quienes nos avisan: “La semana que viene tenemos reunión de gestión, por favor, traigan los resultados del primer trimestre”. Ahí nos ponemos a temblar, desempolvamos los apuntes de la universidad y tratamos de encontrar si en algún lado nos explicaron cómo medir cuantitativamente la gestión del capacitación. En el hipotético caso que encontremos algun texto de relevancia -en mi caso sólo tuve estadística I y II-, se viene el segundo gran desafío que es construir un tablero de control que muestre todo lo que hicimos. Ahora la pregunta es ¿cómo traducimos a números esas vivencias tan maravillosas que ocurren cuando una persona aprende? Tengo una buena noticia: con creatividad todo se puede y tengo otra gran noticia, no se necesita contratar a un físico, matemático o contador, nosotros, los estudiosos y amantes de las ciencias blandas lo podemos realizar sin problemas. Les comparto algunos tips que me sirvieron para armar un tablero de control de forma sencilla y sin necesidad de ser experto en planillas de cálculo ni en matemáticas:

1. Consultá con el responsable del área de capacitación o de recursos humanos qué aspectos de su gestión le gustaría ver numéricamente. No comiences a construir gráficos o tablas de todo lo que se te ocurra, primero hacé foco en lo que a tu jefe o directores les interesa medir para poder seguir la gestión. Si querés, proponé alternativas solo a modo de sugerencia. Fjallraven Kanken Sale NO.2 La decisión final siempre tiene que venir de tu jefe para que el indicador tenga validez y no pierda interés en el tiempo. 2. Nike Sko Nettbutikk Detectá qué elementos del proceso podrían ser medidos. Este relevamiento es muy importante porque no todos los aspectos del proceso necesariamente tienen que ser medidos. Como ejemplo, podemos contemplar datos demográficos de los empleados, horas de formación efectivas, tipos de contenidos impartidos, resultados de exámenes, nivel de ausentismo a los cursos, gastos, etc. Existen infinitas características que pueden ser contabilizadas en el proceso de aprendizaje.

3. Realizá benchmarks con otras empresas. Si tenés algún colega o amigo en otra empresa, consultale qué indicadores utiliza para medir la gestión, capturá los aspectos que consideres útiles pero nunca los tomes tal cual, recordá que las recetas solamente ayudan si son tomadas a modo de referencia.

4. Apalancate en herramientas informáticas que comprendas. Nunca diseñes indicadores con instrumentos que desconozcas. Si conocés el Excel, utilizá un Excel; si te relacionás mejor con el Access, utilizá Access; si sos más experto y sabes programar, mucho mejor todavía. asics homme pas cher Esto no quiere decir que tenés que buscar la herramienta más sofisticada, sólo es importante que comprendas en detalle la lógica de cómo esta funciona para no llevarte sorpresas o cuando te consulten, poder explicar cómo está construido el número final.

5. Chaussures Asics Pas Cher Definí objetivos a lograr. Una vez diseñados los indicadores, animate a ponerte objetivos de cumplimiento -siempre posibles- que te sirvan de motivación para ir siguiendo mes a mes la evolución de los números.

6. Adaptate a los formatos y estándares visuales de la organización. De nada sirve presentar tablas y gráficos que a simple vista no se comprendan, o cuyos valores y resultados no se puedan apreciar correctamente. Adaptar las formas, colores, tipografías hacen que sean mas considerados y que a su vez, se incluyan en reportes corporativos dándole visibilidad a los resultados del área.

Cada vez más organizaciones buscan medir cuantitativamente la mayoría de sus procesos y los que estamos involucrados en el aprendizaje organizacional no podemos quedar ajenos a esas exigencias ni seguir eludiendo la responsabilidad que tenemos. billig nike air max 2016 Construir un tablero de control lleva tiempo, pero cuando uno logra diseñarlo y que sea aceptado por la dirección de la organización, facilita y permite una toma de decisiones más efectiva a la hora de mejorar los procesos.