Son más de un millón los niños norteamericanos escolarizados en casa, o sea, que reciben su formación íntegramente en su domicilio por uno de sus padres. nike air max 90 pas cher Está cantidad es más del doble de la correspondiente a la década anterior. Se dice que hay dos razones principales para este movimiento hacia la formación en casa: la baja calidad de la educación pública y los altos costes de la privada. La chaussure de running Asics La educación en casa aparece como una “tercera vía”. adidas 2017 pas cher Yo uniría una tercera razón: el sentimiento de muchas familias de que lo importante es una educación por valores, y no sólo una educación de materias (hay un importante componente religioso en muchas familias que deciden educar a sus hijos en casa). También tiene un gran efecto en la calidad de la enseñanza, dicen los expertos, la pérdida de autoridad de los adultos en la escuela.

Es curioso ver en las estadísticas de este movimiento como la mayoría de niños escolarizados en casa provienen de familias “normales”: con dos padres (algo no tan normal ahora) y con tres o más hijos. Y en ellas, uno de los padres no trabaja fuera de casa sino que lo hace educando a sus propios hijos. Fjallraven Kanken Mini En nuestro país creo que la educación en casa está incluso prohibida (o no reconocida por la ley). fjallraven kanken españa En contraste, está admitida en 50 estados norteamericanos.

Las universidades de más prestigio (la Ivy League) dicen que estos alumnos consiguen mejores resultados en las pruebas de entrada que los que han seguido una escolarización convencional. Y hay incluso casos de familias, como la familia Beihl, cuyos tres hijos escolarizados en casa han ganado diversos premios en la National Geographic Bee.1

Dos comentarios finales. nike air max femme pas cher Este sistema tiene sus detractores, en especial aquéllos que consideran que dificulta la socialización de los niños. Y segundo, que la existencia de Internet hace hoy más fácil la educación en casa. Es la gran biblioteca jamás imaginada.2 Así, por ejemplo, la empresa ApexLearning3 desarrolla materiales didácticos en formato interactivo sobre asignaturas optativas tanto para escuelas de secundaria que no disponen de los profesores adecuados para impartir esas asignaturas como para las familias con niños aprendiendo en casa. Se trata de materiales multiplicativos, cuyo futuro uno entrevé brillante.4

Porque si algo está claro es que en una sociedad competitiva como la del futuro presente, las familias van a dar más y más importancia a la preparación de sus hijos. Y la combinación de la escuela y de la casa, como lugares de aprendizaje, está servida.5

1 Ver www.nationalgeographic.com/geographybee/

2 Aunque en muchas ocasiones el problema está en que “no le sacamos la punta al lápiz”: Internet está repleto de recursos que no sabemos cómo aplicar a la educación.

3 Ver www.apexlearning.com

4 Si lo hacemos bien porque habrá que cambiar con energía los actuales modelos educativos basados en “llenar botellas” (dar conocimientos empaquetados) más que en “encender fuegos” (motivar al niño a que aprenda)

5 Más en www.gomilpitas.com/homeschooling, en www.home-school.com o en www.homeschooltoday.com, y en el libro Kingdom of Children: culture and controversy in the homeschooling movement, de Mitchell L.