“El problema de los negocios es que están entrando en el siglo XXI, con compañías diseñadas en el siglo XIX, para trabajar en el siglo XX” La velocidad tecnológica llevó a la masificación de datos, junto a su gestión construyen el capital de mayor valor para una empresa: EL CONOCIMIENTO. El uso adecuado del mismo a tiempo – just in time- es lo que convierte a una organización en exitosa u obsoleta. Hoy, el valor de la información es la clave de la economía. nike air max 2016 goedkoop A diferencia de cualquier otro producto o materia prima, la información no solo no se agota o consume sino que evoluciona y mejora cuando se coordina, se comparte y utiliza. Bajo este contexto, las organizaciones deben aprender a liderar en un entorno donde lo único constante es el cambio. A lo que podemos preguntarnos: ¿Cómo llegamos hasta acá y cómo podemos adaptarnos al cambio? Las tendencias propulsoras han sido la masificación del uso de las TICs, la noción renovada de innovación, la globalización, la influencia de modelos japoneses de gestión y cambios en la demanda. Lo que llevó a un nuevo paradigma de organización caracterizado por procesos flexibles, el dominio de valores emergentes de organización que rompen con las estructuras tradicionales y el concepto de innovación como principal fuente de competitividad. La Tecnología conforma parte del proceso a la sociedad de la información abriendo primero el paso a la revolución digital con su contribución por medio de la evolución del modelo cliente servidor, estándares informáticos homogeneizados (IP, OSI, USB) coexistencia de entornos abiertos y propietarios. Lo que disminución los costos de software y software abiertos, evolución de los procesos de datos, experiencia de usuarios finales en computación distribuida, el nuevo rol estratégico de los departamentos informáticos, ubicidad y cloud computing. El gran cambio actual es que la tecnología no se utiliza solo a nivel operativo sino a nivel estratégico, de distribución y aplicación de información y servicios. Las empresas deberán crear aptitudes que se focalizan en tres planos: tecnología, cultura organizacional y gestión de información, entre otros podemos señalar estas acciones: – Desarrollar una planificación estratégica y esencial. – Sistematizar y coordinar con tecnología la información interna, de nexo y externa para adaptarse más rápidamente a los aumentos del flujo de información. mochilas kanken baratas – Aprovechar los activos intangibles del mercado clientes. La innovación en un 70% proviene de los clientes. – Desarrollar una visión que contextualice la gestión del cambio cultural y tecnológico como respuesta de adecuación sostenible a la economía de la información. nike tn requin pas cher – Definir una estrategia de competitividad en la que la innovación tecnológica es una condición necesaria. fjallraven kanken soldes En síntesis, la idea de una sociedad del conocimiento forma parte de la evolución de la sociedad digital, económica mundial como la globalización, cambios de estructura organizacional donde el capital intelectual es la clave y la democratización de los datos a través de su acceso y uso masivo. Hoy la clave es mirar a la empresa como sistemas vivos de información en constante retroalimentación y aprendizaje. Por: @maradestefanis Mara G. Destéfanis, Licenciada de Comunicación Social, CEO BigDataMachine. ANEXO: Podemos reconocer las siguientes etapas de transición a la economía de la información: Desde el siglo XX al año 1969, se observó un desplazamiento del valor del trabajo desde la fuerza muscular a la información. Por la necesidad de gestionar la información que se obtenía de los procesos productivos. De hecho se pasó de un 18% a un 53% la cantidad de trabajadores de la información. De 1969 a 1990, se generaban aplicaciones para la automatización de actividades de información. Desde 1990 a la actual, transición a la economía de la información. Homogeneidad del proceso de actividades de información, costos más bajos IT, máxima conexión entre empresa y entorno. air max Cambio de producción de masa a producción flexible.